Hola chic@s:

Qué tal? madre mía, como pasa el tiempo, ya estamos en Diciembre y a 20 días de Navidad!!!. Como me gustan estas fechas, decorar la casa, los dulces, los regalos…. todo!!!. Este año podría nevar en Madrid, que ganas de tener unas navidades blancas. Estaría genial. Además, este año cojo vacaciones desde el día 27 y podré pasar gran parte de las fiestas con mis niñas.

Hay que empezar ya con los preparativos de los Reyes Magos, que luego se nos echa el tiempo encima y nos entran las prisas.

En el post de hoy vamos a hablar de un juguete ideal para los más peques de la casa.

Este juguete de aprendizaje en forma de oruga anima a los niños a algo fundamental: a experimentar mientras juegan, ayudándoles en todo caso a desarrollar la capacidad de resolución de problemas, el razonamiento, la secuenciación, la planificación y el pensamiento crítico, además de estimular la motricidad fina.

La codioruga está dividida en pequeños fragmentos que los niños podrán montar y desmontar una y otra vez, permitiendo un sinfín de combinaciones para que la oruga recorra distintos caminos al tiempo que emite geniales luces y sonidos; asimismo, los niños podrán configurar dichos segmentos para que la codioruga alcance los objetivos previamente distribuidos por toda la zona de juegos.
Incluye:
• 8 segmentos: 3 hacia delante, 2 giros de 90 grados a la derecha, 2 giros de 90 grados hacia la izquierda y 1 segmento sonoro.
• 2 objetivos.
• 1 cabeza motorizada.Ayuda a desarrollar habilidades como la capacidad de secuenciar, el pensamiento crítico, el razonamiento, la capacidad de realizar descubrimientos, la memoria, la resolución de problemas y la experimentación.

• Estimula la motricidad fina.
• ¡Los niños descubren que con sus acciones pueden hacer que sucedan cosas (relación causa-efecto)!
• Funciona con 4 pilas alcalinas AA, ¡cuanto más nuevas mejor!
Una idea estupenda para pedir a los Reyes Magos eh?
Feliz semana
Bssos!!!