herpes

 

Hola chic@s:

Ya esta aquí el Fin de Semana!!!! por es viernes!!! que ganitas. Esta semana de verdad de verdad que se me ha hecho eterna, además de mala semana. Con dolor de muelas, empaste incluído, constipada, y con mis deditos de los pies malitos, vamos echa una piltrafa que estoy. Necesito descansar estos dos días y cargar las pilas para empezar con buen pie el mes de Abril 🙂

El post de hoy va a tratar sobre el Herpes Zoster.

El herpes zóster es una enfermedad de la piel producida por el virus varicela zóster. Este virus es el que produce la enfermedad de la varicela en la edad infantil. El virus de la varicela puede permanecer latente en el organismo y, aunque se haya pasado la enfermedad, reactivarse y provocar que en algún momento un herpes zóster. Normalmente, suele ser en la edad adulta y cuando existe una situación en la que el sistema inmunitario está debilitado por un periodo de estrés o de enfermedad.
Un herpes zóster se manifiesta como una erupción cutánea y se localiza en una zona determinada de la espalda. Las zonas más características son el abdomen o el tórax. La erupción suele iniciarse en la zona de la columna vertebral para extenderse después en forma de culebra (de ahí que se conozca al herpes zóster como culebrilla) hacia la zona anterior del cuerpo, como una especie de cinturón. Es una lesión muy característica y fácil de diagnosticar.
Los primeros síntomas suelen ser fiebre y malestar general para más adelante dejar paso a las lesiones cutáneas. La piel lesionada se inflama, se enrojece y aparecen pequeñas ampollas superficiales. Es muy doloroso y produce picor. Una lesión de este tipo suele curarse en cuatro semanas más o menos si se inicia cuanto antes el tratamiento. Por este motivo, es importante acudir al médico ante los primeros síntomas para recibir el tratamiento adecuado.
El herpes zóster no es muy contagioso ya que la infección se transmite por contacto directo con las lesiones cutáneas. Eso sí, las mujeres embarazadas que no han pasado la varicela o que no están vacunadas deben evitar el contacto con personas con herpes zóster.
Actualmente existe una vacuna específica frente al herpes zóster. Está indicada para prevenir el herpes zóster en personas mayores.