adelgazar

 

Hola chic@s:

Ya se han acabado las fiestas :-(. Celebramos la Navidad, despedimos el 2.013 y brindamos por el año nuevo, llegaron los Reyes Magos y hoy toca volver a la rutina. Bueno los niñ@s, mañana es su vuelta al cole, un día más para disfrutar de las sorpresas que les han dejado sus majestades, pero los papas nos toca regresar. Atrás tenemos que dejer las comilonas, los dulces, los copichuelas…….., particularmente estoy ya saturada de tanta comida y tanto dulce, aunque todavía nos queda roscón en casa y hay que terminarlo jajajajajaja.

Con el año nuevo, comenzamos con los buenos propósitos, aunque la realidad es que la mayor parte de esos propósitos se quedan en buenas intenciones.

Adelgazar, ir al gimnasio, dejar de fumar, leer más……. Creo que el propósito de adelgazar es el primero que nos planteamos. Las mujeres que están rellenitas, para quitarse esos kilos de más, y las que no están tan rellenitas, ponerse a plan de cara ya al buen tiempo, al veranito para lucir tipo en la playa.

Adelgazar no es solo una cuestión de estética y belleza, sino que en ella se incluye, muy a menudo, la salud, por ello, este propósito se debe considerar muy seriamente, y no solo como una especie de “sueño” imposible de alcanzar.

Analizando el propósito

Un propósito de cualquier tipo, es necesario conocerlo en todos sus matices, de esta forma es mucho más sencillo poder convertirlo en una realidad. En realidad, adelgazar no es un único propósito, sino que son varios pequeños propósitos que hay que unir para alcanzar el resultado deseado.

La dieta es el primero de estos propósitos. Se trata de cambiar la rutina alimentaria por productos más sanos, eliminado bollería industrial, grasas o bebidas gaseosas, sustituyéndolas por agua, frutas y productos elaborados en casa.

El deporte es esencial para adelgazar, no es necesario elegir un plan complicado, sino uno que se adapte a las propias necesidades, por ejemplo caminar todos los días treinta minutos puede dar mejores resultados que correr una hora y media una vez por semana.

La concienciación es importante, y puede que el más infravalorado de los propósitos, y es que no es fácil, por ejemplo, salir a caminar en días fríos, o resistirse a comer cualquier cosa un día que o apetece cocinar.

Pequeñas metas

Una buena forma de conseguir adelgazar este año, es marcarse pequeñas metas personales, el forma de kilos por semana o de tallas por mes. Tener un diario de logros es una excelente idea para reforzar el propósito.

Actitud, el secreto para adelgazar

El propósito de adelgazar empieza en la mente, la actitud es la clave para conseguir el físico deseado. Si no se cuenta con esta actitud, será difícil conseguir el propósito de adelgazar, o cualquier otro propósito para el nuevo año.

Bssos