fuet el pozo

 

Hola chic@s:

Mitad de la semana, ya es miércoleeeessss. 🙂 Abrigaros bien hoy, por lo menos en Madrid, el hombre del tiempo ha dicho que van a bajar las temperaturas y encima hará mucho viento 🙁 , con lo cual, la sensación de frío será mayor.

Hoy os quiero hablar de un producto alimenticio que en mi casa no dura ni un día. Se trata del Fuet Imperial El Pozo. Tanto en los aperitivos de los fines de semana, alguna que otra cenita acompañado de un buen queso y jamón serrano (que a mi niña Lucia la encanta, si fuera por ella solo comería jamón serrano jajajajjajaja).

El Fuet, no tiene el aroma y la fuerza del chorizo, ni el empaque del jamón. Sin embargo, es uno de los embutidos más apreciados, por su característico sabor y porque sus digestiones son menos pesadas que las que provocan otros embutidos, debido a que está elaborado con carne más magra e ingredientes más digestivos. Este es el principal atractivo de este fiambre, ya que una parte de la población padece de problemas estomacales.

Aparte de una elaboración que nunca dejará de ser artesanal, a pesar de la inexorable tendencia al empleo de la tecnología, El Pozo nos ofrece una  gama muy variada de programa muy variada de productos basados en el fuet. El cliente puede elegir qué cantidad de fuet El Pozo comprar, dependiendo de sus necesidades. También podemos decidir qué tipo de fuet El Pozo escogemos, el siempre bien avenido Fuet Casero El Pozo, o el no menos exquisito Fuet Nobleza El Pozo.

El Fuet Imperial El Pozo es uno de los productos más importantes de la marca, al que estamos acostumbrados a ver de manera cotidiana en los anuncios de la televisión. El spot publicitario, el Fuet Imperial El Pozo “es único, por su puntita hacia arriba, porque es más gordito, por su receta y curación y, sobre todo, por su sabor”.

A estas horas ya tengo hambre…..

Bssos