escotofobia

 

Hola chic@s:

La palabra escotofobia no es una palabra muy familiar. También llamada acluofobia, ligofobia, mictofobia o incluso nictofobia, se trata en cualquier caso del miedo a la oscuridad, algo muy habitual en los niños y, en una escala muy menor, continuando en los adultos.

De hecho, existen estudios que demuestran que la escotofobia afecta a un 10 por ciento de la población adulta, lo que provoca que las personas que la padecen sufran angustia y ansiedad cuando se hayan en una habitación por la que no entra ningún resquicio de luz.

Cuando somos niños, muchos de nosotros imaginamos que un temible ser se esconde debajo de la cama o que los fantasmas de esa película de terror queecotofobi hemos visto a escondidas harán acto de presencia en nuestra habitación mientras dormimos. Sin embargo, al llegar a la edad adulta todos estos temores se disipan. Entonces, ¿por qué aparece la escotofobia? Pues porque, durante la noche, todos nuestros problemas se acentúan, lo que hace que los nervios, la ansiedad, la angustia y otras afecciones se apoderen de nosotros.

Es por ello que la escotofobia provoca que muchas personas sufran de insomnio, una dolencia que afecta a su estado de salud debido a que dormir entre siete y ocho horas al día es fundamental para estar sanos.

Se la denomina escotofobia por el descubrimiento hecho en los años sesentas de una sustancia llamada escotofina, responsable de las sensaciones de pánico en animales noctámbulos.

Bssos