gasolina

 

Hola chic@s:

Comenzamos la semana con unos consejos para ahorrar en gasolina, porque esta por las nubes, como todo……

El otro día leí este artículo y me pareció muy interesante, porque la factura de la gasolina de una familia media ha subido una barbaridad en estos últimos años. Cada vez que tengo que echar gasolina al coche, me echo a temblar.

La falta de competencia en el sector es algo que no nos pilla de sorpresa a los españoles.

El Ministerio de Industria ha tomado una serie de iniciativas para corregir la situación, alertado por los demoledores informes de la Comisión Nacional de Energía, que, mes a mes, advierte sobre la pérdida de competitividad de este sector y sobre el hecho de que los márgenes de las petroleras aumentan hasta un 30%, mientras el resto de la economía se contrae dramáticamente.

Vamos  con los consejos para ahorrar en carburante:

1.- Todos, la misma calidad. Los carburantes con las mismas especificaciones tienen la misma calidad. Que no le confundan con leyendas sobre gasolinas y gasóleos falseados en marcas que no sean las habituales. Las especificaciones de los carburantes están reguladas y son siempre las mismas. Las diferencias entre las gasolineras radican en los servicios que ofrecen: cafetería, tienda, instalaciones para el lavado de coches o, simplemente, aseos más o menos limpios. En cuanto al carburante, todas venden lo mismo.

El Geoportal de Industria es un sitio web que contiene información de todas las gasolineras de España

2.- Planifique bien su viaje, calcule dónde va a necesitar repostar y, antes de salir, consulte el Geoportal del Ministerio de Industria. Algunas gasolineras, sobre todo las de las marcas habituales, ofrecen precios muy similares, pero hay algunas circunstancias que pueden hacerlos variar. El Geoportal de Industria es un sitio web que contiene información de todas las gasolineras de España e incluye los precios de venta al público de todos los carburantes que ofrecen, sin descuentos. Tiene un manejo sencillo y práctico. Es recomendable comprobar qué estaciones de servicio son las más económicas de su entorno antes de lanzarse a la aventura. También puede descargarse esta aplicación en su móvil y consultar dónde encontrar el carburante más barato a lo largo del recorrido. Casi todos los transportistas conocen este servicio y lo utilizan habitualmente como un instrumento de trabajo.

3.- Diferencias impositivas. Tenga en cuenta las diferencias impositivas entre comunidades autónomas. La crisis ha hecho estragos en los presupuestos de todas las administraciones y muchas autonomías no han tenido más remedio que aprovechar al máximo su capacidad impositiva para aplicar el ‘céntimo sanitario’, que, por cierto, nada tiene de céntimo. En muchas comunidades llega hasta los 5,8 céntimos de euro por litro y en otras el impuesto continúa siendo cero. Averigüe qué comunidades gravan determinados carburantes con un impuesto especial más elevado y téngalo en cuenta en su viaje.

4.- Evite repostar en autopistas, autovías y ciudades. Según los informes de la Comisión Nacional de Energía, las estaciones de servicio de las autopistas presentan sistemáticamente un precio superior. Aunque alegan que las concesiones son caras y que eso repercute en los precios que ofrecen las grandes petroleras, ese no es su problema. Así que, si puede elegir, elija repostar en carreteras. Las ciudades son más caras para todo y, cómo no, también para los carburantes. Por ejemplo, Huesca, una de las provincias con los precios de combustible más bajos, figura, sin embargo, entre las más caras cuando se trata de gasolineras urbanas.

5.- Reposte los lunes a primera hora. El famoso ‘efecto lunes’ existe y parece que es el día en que nuestras petroleras compiten y bajan sus precios al nivel que deberían tener el resto de la semana, el que deberían tener si la competencia fuera un poquito más intensa.

6.- Evite repostar el día de la operación salida, el de la operación retorno y durante los puentes. Las petroleras saben bien cuándo se lleva a cabo el mayor número de desplazamientos y adaptan su estrategia comercial a lagaolina estacionalidad del consumo. Suben los precios coincidiendo siempre con el inicio de las vacaciones y, naturalmente, bajan cuando el número de desplazamientos se reduce.

7.- Mejor en centros comerciales y polígonos. Las gasolineras en centros comerciales y en polígonos industriales son siempre las más baratas. Además, en las situadas en los polígonos ni siquiera es necesario usar bonos de descuento en compras: el precio de venta final es el más económico. Por el contrario, en algunos casos de hipermercados, para hacer efectivo un precio inferior tendrá que hacer allí la compra.

Las gasolineras en centros comerciales y en polígonos industriales son siempre las más baratas

8.- Verifique cómo se aplican los descuentos. Los descuentos adoptan tantas formas como colores. Muchos son de puntos canjeables, algunos son promociones ligadas a compras en determinados establecimientos y pocos son sobre el precio final. Además, no todas las gasolineras de la marca aplican los descuentos que publicitan. Según el tipo de contrato que tengan las grandes marcas (Repsol, Cepsa, BP, Disa o Galp) con la instalación, el descuento es o no de aplicación. Verifíquelo, pues puede suceder que usted se desvíe a una gasolinera con la esperanza de lograr su descuento y acabe pagando el precio de venta al público convencional.

9.- Busque gasolineras gestionadas por cooperativas. Suelen ser de las más económicas. Si usted viaja por Lérida o Huesca, pruebe a repostar en las gasolineras de Bonárea: sus precios son muy competitivos, tanto o más que los de Francia, uno de los países con precios antes de impuestos más bajos de la UE. En los entornos rurales encontrará un gran surtido de cooperativas que venden el gasóleo a precios estupendos, comparados, por supuesto, con los de las petroleras más conocidas.

10.- Reposte por la mañana y cuando haga más frío. Este es un viejo consejo, pero funciona. La gasolina se vende en litros y cuanto más frío hace, menor es el volumen que ocupa la misma cantidad y, por tanto, obtendrá más carburante por el mismo precio. Sobre todo, tenga en cuenta este consejo de cara al verano, porque el calor tendrá un efecto directo sobre su bolsillo.

Si sigue usted estos 10 consejos, podrá llegar a ahorrarse hasta 10 céntimos de euro (16,6 de las antiguas pesetas) por litro, y unos 5 euros por repostaje, una cantidad nada despreciable. Así que disfrute de la carretera, cuidado al volante y, ahora más que nunca, elija bien dónde llena el depósito.

Hay que ahorrar por todos lados….

Bssos