abejas

Hola chic@s:

Comenzamos la última semana del mes de mayo, de este mes mas lluvioso y frío, a ver como se presenta el mes de Junio, que ya tenemos ganas de calorcito y de por fín, saber que ropa ponernos por las mañanas. 🙂

No soy muy amiga de las abejas, me dan bastante miedo, más bien las tengo pánico. Aún así, reconozco que se pueden conseguir muchos beneficios. Como la miel, la Jalea Real y ahora el veneno de las abejas. Las divas de Hollywood ya lo están usando y parece que promete ser la nueva toxina botulínica.

Al parecer, estos insectos conocidos por su intensa labor y organización vienen trabajando desde tiempos remotos a favor de nuestra belleza. Primero fueron las beneficiosas propiedades de la miel que desde el Antiguo Egipto se usaron en forma de mascarillas de limpieza facial. Luego le tocó el turno a la jalea real, al “polen de abeja” y el propóleo. Ahora es el turno del veneno.

Su principal cualidad reside en la capacidad para aumentar la circulación sanguínea, y esto se traduce en una mayor fluidez de sangre, dilatación de arterias y capilares y limpieza de los vasos capilares. En la piel el efecto incrementa la producción de colágeno y elastina gracias a su capacidad regenerativa y antibacteriana, que ayuda a la reparación de las células. Además, actúa de barrera contra los radicales libres y relaja las contracciones del músculo facial dejando la piel más firme.

VENENO EN CREMA.

En Europa ya es furor desde que la prestigiosa esteticista británica Deborahabejas1 Mitchell introdujera el veneno de abeja en sus tratamientos faciales y en su línea de productos orgánicos llamada Heaven. Una multitud de celebridades decidieron ponerse en sus codiciadas manos. Una de las pioneras fue la mismísima Camilla Parker-Bowles, quien luego de probar el Bee Sting Facial (traducido como “facial de picadura de abeja”, aunque consta más bien de máscaras con cremas cuyo activo principal es el famoso veneno) se lo recomendó a Kate Middleton, cuando aún era novia del príncipe Guillermo, como parte esencial de sus cuidados previos a la boda.

Si alguna tiene la oportunidad de visitar el viejo continente lo puede encontrar en productos como contorno de ojos y cremas hidratantes que oscilan entre 28 y 90 euros.

Bssos