Hola chic@s:

Ya estamos a mitad de semana, y otra vez se estropea el tiempo. Que horror, con los buenos días que hemos tenido de solecito, otra vez bajan las temperaturas y vuelve la lluvia. Este año si que se va a cumplir el refran de “hasta el 40 de mayo no te quites el sayo”. En fin, paciencia es lo que nos toca.

Hoy os traigo un artículo bastante interesante y sobre todo práctico. Hoy en día, por desgracía hay muchísima gente en paro. Los que tenemos trabajo, estamos dando gracias a Dios por tenerlo. Para aquell@s que estéis en paro, os traigo hoy unos cuantos consejos para vestirse adecuadamente a la hora de ir a una entrevista de trabajo.

Acudir a una entrevista de trabajo con el vestuario adecuado es fundamental si quieres hacerte con el puesto ofertado, ya que la primera imagen de los candidatos es muy valorada por las empresas.

Es por ello que, cuando debas elegir las prendas y los accesorios que te pondrás para ir a ver al jefe o al responsable de recursos humanos de una entidad, será muy importante que lleves a cabo esta acción con mucho mimo y cuidado.

Adáptate al contexto

A la hora de elegir la ropa que te pondrás para acudir a esa entrevista de trabajo, lo mejor será que sigas las reglas de la oficina, es decir, que te adaptes a la empresa y vistas del mismo modo que sus trabajadores. Y es que, si vas a optar a un puesto en un banco o en un palacio de congresos, lo más acertado será elegir prendas formales, mientras que, en las entidades de publicidad o nuevas tecnologías el estilo suele ser mucho más desenfadado.

Apuesta por la sencillez

Sea cual sea la empresa para que hayan solicitado tu presencia, no te olvides de apostar por la sencillez. Y es que una entrevista de trabajo no es un concurso de belleza ni el lugar ideal para lucir tus faldas y vestidos más provocativos, sino que el ambiente invita a utilizar modelitos sencillos que te permitan sentirte cómoda y muy a gusto.

Los colores

Huye de las tonalidades excesivamente chillonas y de los looks monocromáticos, ya que, mientras que los primeros no resultan apropiados para acudir a una entrevista de trabajo debido a que son demasiado informales, los segundos serán sosos y aburridos. No obstante, si te gusta el negro siempre puedes elegir un traje de chaqueta en este tono y acompañarlo por una camisa roja, este último un color que muestra determinación y seguridad en una misma.

Mucha suerte

Bssos

 

 

 

fuente: blogellas