images

 

Hola chic@s:

La oxiuriasis es una parasitosis muy común en los niños, especialmente de edad escolar y preescolar, también en sus madres y en poblaciones institucionalizadas, pero nadie está exento de padecerla. La oxiuriasis se conoce comúnmente como “tener lombrices”.

La distribución de esta enfermedad es mundial, y el ser humano es el único huésped de este parásito, llamado “enterobius vermicularis u oxiuro”.

Las lombrices inmaduras se localizan en el intestino delgado. Las adultas, que son como un pequeño trozo de fino hilo blanco de 0,5 a 1 cm de longitud, viven en el intestino grueso, desde donde migran generalmente por la noche hacia los márgenes del ano y sus proximidades, y aquí las hembras depositan sus huevos que contienen las larvas.

Observando atentamente las heces de una persona con oxiuriasis es posible ver estas diminutas lombrices. Hay determinadas pruebas que también recogen y muestran los huevos que han puesto las lombrices en la región perianal.

La cubierta de los huevos es pegajosa y origina irritación y picor, por eso el niño suele quejarse de picor y rascarse con frecuencia la zona del ano.
Los síntomas de oxiuriasis

Los síntomas generalmente comienzan de dos a cuatro semanas después del contagio. Lo más frecuentes son el picor o prurito en la región anal, el cual es más intenso durante la noche, pudiendo producir problemas como sueño intranquilo, irritabilidad, despertares frecuentes, pesadillas e incluso sonambulismo.

Suele acompañarse de prurito en área de los genitales originando irritación e inflamación secundaria al rascado.

En las niñas, los oxiuros pueden llegar a la vagina o a la uretra, dando lugar a irritación vaginal con picor, flujo o menos frecuentemente, molestias al orina.

Tratamiento de la oxiuriasis en niños y bebés

Será aplicado después de confirmado el diagnóstico que se basa en la investigación del parásito en las heces. Se recomienda la recolección de la muestra durante la mañana cuando el paciente se acaba de levantar y antes de lavarse. El tratamiento consiste en el uso de medicación antiparasitaria como Pamoato de Pirantel que es la droga de primera línea o el Mebendazol. Se realiza una vez por semana y debe repetirse a las dos semanas. El tratamiento de este cuadro debe incluir también a los que conviven con el niño.

Bssos