Hola chic@s:

Empezamos la segunda semana del mes de Diciembre. La semana pasada he estado fatal de la garganta, me quedé afónica el domingo y hasta el jueves no he conseguido recuperar más o menos mi voz normal. Si es que, con estos fríos, estamos todos constipados. Que curioso que cuando estamos afónicos todo el mundo te recomiendo un remedio o consejo más que una medicina.

El post de hoy trata sobre las propiedades del abedul con fines medicinales con sus hojas, la corteza y las yemas de este árbol.

HIPERTENSIÓN

Combinadas con hojas de olivo o con espino albar, las hojas de abedul en infusión ayudan a controlar la hipertensión.

PIEDRAS EN EL RIÑON

La decoración de hojas y corteza de abedul, aparte de ejercer una acción diurética, actúa como un eficaz desinfectante y cicatrizante natural, siendo un preparado herbal muy beneficioso en caso de cistitis o de cálculos renales.

ECCEMA

Por vía interna, el abedul también mejora el estado de la piel afectada por la dermatitis y los cuadros eccematosos.

FIEBRE

En procesos gripales, la corteza de abedul en decocción se utiliza para bajar la fiebre.

HINCHAZÓN

Por otro lado, las hojas de abedul en infusión actuán como un diurético suave, pero eficaz, muy útil en caso de retener más líquidos de la cuenta. Este remedio se muestra especialmente efectivo cuando el exceso de volumen va a sociado al sobrepeso.

Feliz semana

Bssos