Hola chic@s:

Qué tal lleváis el comienzo de septiembre? yo de momento muy bien, estoy de vacaciones esta semanita con las enanas en casa. Con todos los preparativos para la vuelta al cole. 🙂 que ganitas de que sea ya lunes 10 y empiecen la rutina……les hace mucha falta ya y a nosotr@s también.

He pensando que con esto de la crisis dichosa que tenemos sería bueno que de vez en cuando a parte de los trucos y consejos caseros que pongo en el blog, abrir una nueva sección de trucos para ahorrar, que con la que está cayendo nos vienen a todos de perlas.

TRUCOS PARA AHORRAR

CALENTAR AGUA

Si en tu casa se caliente bastante agua para beber té o infusiones o para cocer alimentos, es más eficaz hacerlo en un hervidor de agua eléctrico porque se ahorra energía. El rendimiento del hervidor es del 90% mientras que utilizar la cocina o en el microondas para realizar la misma operación supone utilizar el doble de energía. Por eso, si acostumbras a calentar agua a menudo en la cocina, un hervidor eléctrico te ayudará en rapidez y ahorro de consumo energético.

Reulitizar el papel de aluminio

Dar un nuevo uso al papel de aluminio que ya hemos empleado en la cocina es un gesto que nos permite ahorrar y, en muchos casos, utilizar un rollo de papel dos veces. Sólo tienes que guardar el tubo de cartón cuando se te acabe el próximo rollo y utilizarlo para ir enrollando el papel usado (que limpiarás con papel de cocina húmedo y, cuando se haya secado, enrollarás alisándolo) para utilizarlo de nuevo. Con este gesto, cada rollo de papel de aluminio, que suele costar entre 1,50€ y 2,50€ los 50 metros, puede salirte, con el doble uso, por la mitad.

Alimentos enriquecidos

Las estanterías de los supermercados están repletas de alimentos base y los mismos alimentos enriquecidos con vitaminas, fibra,  omegas y otros elementos. Estos alimentos suelen ser notablemente más caros y no siempre valen el pecio que hay que pagar con ellos. Por eso, si en su hogar la dieta es variada y equilibrada (y no lo utiliza por indicación médica), puede ahorrarse el 30% más que puede costar el alimento enriquecido.

Mucho ánimo 🙂

Bssos