Hola chic@s:

Tras un largo periodo de vacaciones, la vuelta al cole a la rutina exige un cambio de hábitos alimentarios. Una dieta equilibrada es la base para que el cerebro de los más pequeños se active de nuevo. Que tenemos que hacer para estimularlos?

Un buen vaso de leche o un yogur en el desayuno con cereales son una fuerte esencial de glucosa, una sustancia energética fundamental para el buen funcionamiento del cerebro, además de aportar una buena dosis de calcio. Si le añadimos unas cuantas pasas, le estamos aportando una fuente  de hierro, un mineral que favorece la agilidad mental.

Para potenciar las actividades cerebrales de los niños conviene añadir hortalizas a sus recetas. Si agregamos algunos vegetales más dulces, como las zanahorías, los tomates cherry o las mazorquitas de maíz a sus platos favoritos de pasta, a las pizza, etc. También podemos echar unas tiras de pollo , que son una soludable provisión de proteínas, esenciales para potenciar la memoria y aumentar su capacidad de concentración.

El salmón es un pescado azul que aporta una gran cantidad de ácidos grasos omega 3, fundamentales para mantener en buen estado las terminaciones nerviosas de las neuronas.

Las frutas en general aportan una buena dosis de ácido fólico y otros nutrientes esencias para mejorar la memoria y el buen funcionamiento del sistema nervioso.

La parte negativa, sobre todo para ellos, son aquellos alimentos que pueden afectar negativamente a la memoria de los niños. Las chucherias, grasas hidrogenadas y las grasas saturadas. En la medida de la posible es mejor evitar darselos.

Bssos.