Hola chic@s:

Lavarse las manos es un hátito de higiene personal realmente importante y que, tanto los adultos como los niños deberíamos realizar bien y las veces necesarias, pero, ¿sabes por qué es tan importante que tus hijos se laven las manos?

Las manos son el medio por el que muchas bacterias y virus llegan a nuestro organismo. No hay que obsesionarse con los gérmenes, pues nos rodean por todos sitios y pueden considerarse hasta beneficiosos pues activan nuestros mecanismos de defensa.

Pero desde luego no hay exponerse a ellos sin cuidar esos hábitos de higiene personal que tanto han hecho para mejorar nuestra salud y hasta nuestra supervivencia ni dejar de evitar las fuentes principales de contagio de enfermedades. Y lavarse las manos es el más importante de todos. No pasa nada si el niño no se baña a diario, pero si es necesario que se lave las manos.

Muchas enfermedades llegan a través de las manos, pues tocamos objetos que otras personas han tocado o en las que han estornudado. Una cosa son los gérmenes que están por todos sitios, y otra tocar algo que una persona que puede tener una enfermedad grave o que no se ha lavado las manos después de defecar, han tocado.

Como decía antes, además, algunas enfermedades se transmiten porque en la saliva quedan gérmenes y estos, al quedarse en una superficie y tocarla los niños, terminan pasando a su boca o su nariz si se la tocan antes de lavarse las manos.

Hay situaciones, por tanto, en las que será necesario lavarse las manos: después de hacer las necesidades, antes y después de comer, después de tocar tierra o haber entrado en contacto con la saliva de la boca de un animal y hacerlo especialmente si nos encontramos en espacios públicos, como una guardería, un medio de transporte colectivo o un ascensor. Cuando usemos un baño público hay que tener cuidado al tocar puertas o inodoros, y lavarse las manos depués de usarlos.

No seáis de esos padres que mandan al niño a lavarse las manos y ellos mismos no lo hacen antes de comer o después de usar el retrete. Vosotros sois los educadores de vuestros hijos y siempre debéis dar ejemplo, enseñándoles como beben hacerlos. También es importante cuidar la higiene del dispensador de jabón si lo usamos.

Lo ideal es que los niños se empiecen a lavar las manos con ayuda en cuanto sean capaces de realizarlo y siempre, siempre, educarles con el ejemplo nosotros, y enseñarles la forma correcta de hacerlo.

Bssos