Hola chic@s:

La varicela es una enfermedad viral que se caracteriza por la aparición en la piel de varios brotes de lesiones típicas, formadas por pequeñas pápulas que se transforman en vesículas (con contenido líquido) y que luego al secarse forman costras. En la mayoría de los casos la padecen los niños menores de 10 años siendo una enfermedad altamente contagiosa.

El periodo de incubación varia entre 7 y 21 díasLuego aparece el exantema específico, caracterizado por pequeñas pápulas rojas que casi inmediatamente se transforman en vesículas claras sobre una base eritematosa. A las 24 horas éstas se rompen y se transforman en costras. Las lesiones aparecen primero en tronco, extendiéndose después a la cara y al cuero cabelludo. La gravedad de la enfermedad puede variar desde unas pocas lesiones y pocos signos de enfermedad sistémica, hasta muchos cientos de lesiones en la piel con temperaturas que oscilan entre 39.5 y 40.5 grados centígrados. Casi siempre existe prurito molesto.

La vacuna ayuda, pero no es infalible: tiene una eficacia del 75% aproximadamente, pero sí que suele hacer que los brotes sean más leves. Aunque no es una enfermedad grave, ni tenemos que preocuparnos, todas sufrimos cuando vemos cómo les pica y cómo se desesperan nuestros peques.

REMEDIOS

La Talquistina es uno de los clásicos para aliviar todo tipo de afecciones en la piel. A diferencia del talco, no la reseca, y es muy suave y respetuosa con la delicada piel de los niños. La loción de calamina, también de venta en farmacias, es una buena opción: aplícasela sobre la piel con ayuda de un algodón o una gasita suave, notará en seguida el alivio.

Los baños con agua fría, o aplicar hielo directamente sobre la piel (con ayuda de un paño suave), también son eficaces, especialmente en verano, cuando el picor y el calor se juntan y se hacen desesperantes.

Cuando los granitos aparecen también en la boca, la hora de comer se convierte en un suplicio. Por eso, elige menús fríos, blandos y fáciles tanto de comer como de digerir. Y evita darle alimentos o zumos muy ácidos o salados, que potencian el picor.

Bssos.