Hola chic@s:

El sábado viendo el telediario del mediodía me quede de piedra al oir la noticia de que “las chinches de cama invadían España”. 🙁

Las chinches de cama, un insecto nocturno sumamente incómodo, pues chupa la sangre humana taladrando la piel con picaduras irritantes, se han mudado a España y comienzan a invadir cada uno de sus rincones.

Los profesionales de la industria del control de plagas de España ha constatado el aumento en los últimos años de hasta un 50% de los avisos por infestaciones de chiches.

La higiene, pese a lo que se suele creer, no tiene nada que ver con la llegada de este inquilino que, debido al fenómeno de la globalización, viaja por el mundo en mercancías y maletas arropado por el cambio climático, otro factor que ayuda al resurgir de esta plaga originaria del continente asiático.

Los lugares donde más infestaciones se producen son, por este orden, apartamentos, casas unifamiliares, hoteles, residencias de estudiantes, diversos medios de transporte, lavanderías, cines y teatros.

Pese a los trastornos que causan, estos insectos no suelen transmitir enfermedades, aunque sí dejan como firma unas características marcas rojas en la piel de sus víctimas. Estos insectos dejan también rastros de sangre y de excrementos en las sábanas y su presencia se puede detectar por un olor desagradable que caracteriza a la habitación infestada.

Recomendaciones

Para evitar la presencia de chinches, ANECPLA aconseja en primer lugar deshacerse de los colchones y ropa de cama donde se han detectado chinches en alguna ocasión. Asimismo, recomienda medidas preventivas como lavar y planchar la ropa a temperaturas elevadas.

Madre mía que picores……

Bssos