Hola chic@s:

Mañana es el cumpleaños de mi madre, 78 añazos que hace ya la chiquitina. La verdad es que para su edad, quitando el sustiyo que tuvimos hace dos años con el dichoso cáncer de Duodeno, la mujer se encuentra bien. 🙂

En cierta ocasión os comenté que en mi familia es tradición que una vez al año comer fabes todos juntos en casa de mis padres. Mi madre es la encargada de hacerlas eso si tanto las fabes como los achiperres son de nuestra querida tierriña, Asturias. La bebida con la que hay que acompañar este delicioso manjar, ya sabéis, una buena sidriña. 🙂

Este sábado para celebrar su cumpleaños mi madre la pobre va a juntar a todos sus hijos, yernos, nueras y nietos en su casa y como no la comida ya sabéis cual va a ser, unas ricas Fabes hechas por ella. Desde hoy ya esta manos a la obra haciéndolas…….

La pena es que yo soy alérgica a la lengumbre y no podré probarlas, pero no os miento si os digo que según dicen mis hermanos y las personas que las han probado, le salen de lujo, están buenísimas y además no se hacen para nada pesadas. 🙂

Mi aportación será unas ricas tartas, he pensado en una tarta de queso, que es la preferida de mi madre y luego voy a hacer un tronco de chocolate, espero que les guste a todos. 🙂

He encontrado esta receta buceando por la red, en ella nos explica como hacer una verdadera fabada asturiana, animaros a hacerla.

INGREDIENTES

  • 500 gr de fabes
  • 2 chorizos asturianos
  • 2 morcillas asturianas
  • 100 gr de lacón
  • 100 gr de tocino
  • 1 cebolla,
  • dos ajos
  • perejil
  • sal.

PREPARACION

  • Lo primero es poner a remojo en agua fría las fabes.  Se ponen el día antes y veremos como enseguida empiezan a arrugarse hasta que crecen por completo y se vuelven a hidratar. Aún así el cocinado que van a necesitar será con el fuego bajo y lento en el tiempo para conseguir que desplieguen toda su carnosidad.
  • A la vez que ponemos las fabes en remojo, pondremos la carne (morcilla, chorizos, lacón y tocino o panceta) a remojo en agua templada. Si las fabes con importante no lo son menos los chorizos y morcillas de Asturias, para mí de los mejores de España sin desmerecer los demás.
  • Al día siguiente y 3 horas antes de la hora de comer ponemos a cocer, utilizando el mismo agua, los chorizos y encimas las fabes. Además añadimos el la cebolla, el perejil y los ajos. Cuando rompa a hervir desgrasamos y quitamos las impurezas en forma de espuma que han soltado.
  • A la vez asustamos las fabes, muy importante porque rompe el hervor y estabiliza el estofado. Esto es, ponemos en los focos del hervor unos chorritos de agua fría.
  • Bajamos el fuego y lo ponemos al mínimo imprescindible para que pueda romper a hervir de nuevo pero muy lentamente. Así durante 3 horas o hasta que estén tiernas las fabes.
  • A final del cocido comprobamos la sal y si es necesario incorporamos un poco. Pero nunca antes puesto que ya hemos añadido carne salada al principio. Si el caldo estuviese muy claro machacamos unas pocas fabes y las utilizamos para espesar.

Feliz Cumpleaños mama. 🙂

Feliz fin de semana a tod@s

Bssos.