Hola chic@s:

Empezamos otra semana, la última de este mes de Enero. Que invierno más raro verdad, apenas ha hecho frío y la nieve ni la hemos visto. En fin, igual nieva en Abril o Mayo…..quien sabe, pero como sigamos así vaya verano que nos espera. 🙁

Veréis el cuento de hoy dejarlo que lo lean vuestros niñ@s, claro lo que sepan leer. Es de la colección DIVERTILETRAS. Son de mi sobrina Paula que ya tiene 15 años y ahora se los ha regalado a sus primas, que estan aprendiendo a leer. Con este cuento se les enseña a distinguir entre la N y la Ñ y empieza así……

Toño es un muñeco de nieve. La noche de Nochebuena, pidio un deseo: Luna lunita, nubes y nubecitas ‘¡que no me derrita! y su sueño se cumplio.

Cada mañana se da un buen baño caliente. Desayuna castañas, piñas y piñones con nata. Se pone sombrero y chaquetón de negro paño, con mucho apaño.

Toño es muy mañoso. Arregla cañerias, muñecas, estufas de leña y cañas de pescar.

¡Hola señora! ¡Hola señor! ¿algo que arreglar? Pregunta por las cosas.

Por las tardes, nada en una gran piscina. Los lunes hace niñero. Le encantan los niños. Les acuna, les hace carantoñas y toca las castañuelas.

Es Navidad… ¡Que ven sus ojos! ¡Una linda muñequita de nieve! Uñas pintadas y moñito. Le guiña un ojo. ¡Se ha enamorado! -Luna lunita, nueves y nubecitas, ¡que no se derrita!- pide nuestro protagonista.

Y así ocurrió, su nuevo sueño se cumplió: ¡Toño ya tenia compañía! De la manita y con mucho cariño se fueron a su casita.

Felices sueños….

Bssos