Hola chic@s:

Queda muy poquito para que nuestros peques tengan las tan esperadas vacaciones de Navidad…. 🙂

Os comente el año pasado que en mi familia llevamos 7 años nada mas y nada menos que celebrando la Navidad todos juntos en una Casa Rural. Como somos tantos de familia, 20 personas, pues las casas no son tan grandes y nos encontramos mas a gusto saliendo a pasar estos días fuera todos juntos, así los peques disfrutan de sus primos mas tiempo, aunque mi sobrina mayor Paula que ya tiene 16 añazos, me parece a mí que este año no va a querer saber nada de sus adorables primitas jajajajaja.

Mi hermana, que para esto de inventarse juegos de Navidad es estupenda, todos los años organiza alguno que otro, y por lo menos una de las tardes la pasamos todos muy entretenida jugando con los peques. Este año navegando por la red he encontrado unas cuantas ideas para hacer con los peques en estas fechas, haber que os parecen:

Juegos para Navidad: ¡Una noche de diversión!

Teatro de Navidad

Muchas veces, en medio de tantas fiestas, el verdadero significado de Navidad se queda aparcado en algún rincón y nos olvidamos de reflexionar sobre ello y de sentir la verdadera Navidad en nuestro interior. Una forma de celebrar la Navidad, es disfrazándose. Reúne a los niños, e incluso a los adultos, y forma un grupo de teatro para que hagan una presentación en la noche de Navidad.

Elige un papel para cada uno, así como su disfraz adecuado. Deja que los niños construyan sus propios disfraces con sábanas, y ropas usadas. Prepara algún escenario, da vida al niño Jesús con un muñeco, utiliza los animales de peluche para decorar, y prepara un guión sencillo. La Nochebuena será inolvidable para todos.

Karaoke de villancicos

Este juego consiste en que gane el niño que más villancicos sepa cantar. Se escribe, en cada trocito de cartulina en forma de estrella, el nombre de un villancico conocido. Se colocan los papelitos en una bolsa y los niños en círculo. Se invita a un niño a sacar un papelito de la bolsa, sin mirar. El niño tendrá que cantar el villancico que le ha tocado. Si no lo sabe, el niño pasará el papelito por el círculo hasta que caiga en manos de alguien que lo sepa cantar. Al niño que cante un villancico, se le dará un punto. Al final, ganará el niño que tenga más puntos.

Cantar villancicos y dar aguinaldos a los vecinos

Prepara a los niños, con panderetas y flautas, para que puedan ir de casa en casa del vecindario cantando villancicos en la puerta. Seguro que los niños se divertirán y ganarán caramelos,  galletas, etc. Los niños también pueden llevar una hucha para que los vecinos depositen en ella algún donativo que después los propios niños regalen a alguna institución benéfica. Es una forma divertida de compartir un villancico y transmitir un mensaje de la necesidad de ayudar a los menos afortunados. Los niños pueden llevar además, un detalle como una vela, o un adorno navideño, hecho o no por ellos, para regalar al vecino.

Envolver el regalo

Este juego tiene como objetivo conocer quién es el que más veces consigue envolver el regalo. Se dividen los niños en grupos. Enfrente de cada grupo, a unos 20 metros aproximadamente, se coloca una caja vacía (sea de galletas, de zapatos, etc.), envuelta en papel de Navidad, y al lado un rollo de papel, celo y tijeras adecuadas para los niños. Cuando se de la señal, el primer niño de cada fila debe salir corriendo hacia el regado, cortar el papel y el celo y envolver la caja. Luego, vuelve a su grupo, toca la mano del siguiente niño y así hasta que todos los niños del grupo hayan envuelto la caja. Gana el grupo que primero consiga este objetivo.

Un regalito sorpresa

Primero, coge un adorno navideño y envuélvelo como si fuera un regalo. Por encima de este regalo, se coloca otra capa de papel de regalo, metiendo una chocolatina entre las capas. Se puede hacer cuantas capas quieran, sin olvidar poner un caramelo o una chocolatina por el medio. Con los niños se forma un círculo. Dejar el regalo con un niño y poner una música. Mientras toca la música, los niños deben pasarse el regalo de mano en mano, hasta el momento en que alguien pare la música. En este momento, el niño que tenga el regalo en su mano, deberá quitar la primera capa del regalo y comer la chocolatina o caramelo. Se debe seguir jugando hasta que se acaben los regalitos. Este juego es muy parecido al de la silla musical.

Es muy importante recordar que estos juegos no están orientados solamente a los niños. Los adultos también pueden participar, así se puede pasar un agradable rato con la familia o los amigos y compartir experiencias. Cuantas más personas estén en el juego, ¡mejor y más divertido será!

Feliz Navidad

 

Bssos