Hola chic@s:

Este fin de semana es Halloween, uy que miedo jajajajaa.

Mi hija mayor Lucia quiere disfrazarse de brujilla y la pequeña Carla de princesa, anda que va a dar muchos susto disfrazada de princesa, pero no hay manera de hacerla entrar en razón. 🙂

Hasta el lunes no tenemos la fiesta de Halloween, así que, este fin de semana, que encima va a estar pasado por agua, será el momento idóneo para hacer esta manualidad y decorar sus habitaciones.

 

MATERIALES

  • Una huevera
  • 2 ojitos movibles (los tienen en las tiendas de manualidades). Aunque también puedes hacer 2 pequeños círculos blancos recortados de cartulina blanca, dibújales unos puntos negros en medio y ya tendrás los ojos de tu murciélago.

 

  • Pintura negra de dedos, que si te manchas, luego se va fácil
  • Purpurina
  • Tijeras
  • Cordón de zapatos elástico naranja
  • Pegamento (de ese que lo pega todo, hasta los dedos 🙂

PREPARACION

1.- Recorta la huevera en filas de tres huevos y ponlas al revés de como las pondrías para colocar los huevos, es decir, boca abajo. Cada una de estas filas, será un murciélago.
2.- El hueco de la izquierda y el de la derecha serán las alas, las recortas un poco más para diferenciarlo de la parte central, y el hueco del medio será la cabeza.

3.- Prepárate una superficie de trabajo forrada con papeles de periódico para no mancharla de pintura. Pinta con pintura negra cada murciélago por todos los rinconcitos.
4.- Antes de que se seque la pintura, ponle por encima purpurina.

6.- Haz un agujero en la parte de arriba de la cabeza,

7.- Mete el cordón de zapatos y hazle un nudo, en el lado que no se ve, para que no se salga, es decir, por dentro del cartón.

 

 

Feliz fin de semana a todos.

 

 

 

Fuente: Velocidaddecuchara.com