Hola chic@s:

La tiña es una enfermedad de la piel causada por un hongo que puede afectar al cuero cabelludo, la piel, los dedos, los uñas de los pies, o los pies. Puede afectar a cualquier persona pero los niños son los mas susceptibles.

Dependiendo de la zona donde afecte esta infección recibe un nombre. Cuando se presenta entre los dedos de los pies se llama “pie de atleta”, cuando aparece en el cuerpo recibe el nombre de “tiña corporis”, cuando afecta a las uñas se denomina “tiña unguium”, cuando afecta al cuero cabelludo recibe el nombre de “tiña capitis” y cuando afecta a la zona inguinal se denomina “tiña cruris”.

Los síntomas más comunes para cada tipo son:

  • Pie de atleta o tiña de los pies (tinea pedis): las causas más habituales son: tendencia a pies excesivamente sudorosos y un mal secado tras la ducha o la piscina.
    Suele presentarse con una descamación en los pies, picazón, ampollas y un aspecto blanquecino entre los dedos de los pies.
  • Tiña del cuero cabelludo (tinea capitis): la tiña del cuero cabelludo suele afectar básicamente a los niños y es muy contagiosa. Las ronchas o anillos surgen en el cuero cabelludo y estos pueden estar sin cabello quedando como a clapas calvas. Estas clapas suelen picar y tienden a picar y a descamarse.
  • Tiña inguinal (tinea cruris): es más habitual en los meses de verano y suele presentar zonas rojizas, en forma de anillo o roncha, en la zona cercana a la ingle. La zona presenta una especie de sudoración rojiza y acostumbra a picar.
  • Tiña corporal (tinea corporis): en este caso puede aparecer en diferentes zonas del cuerpo y presenta los mismos síntomas.
  • Tiña de las uñas (tinea unguium): las uñas de los pies (más habitual) y las manos presentan una tendencia a engrosar, amarillear, decolorarse, deformarse e incluso empezar a partirse.

Para confirmar si se tiene o no esta infección se realizan dos tipo de exámenes:

  1. Consiste en tomar una muestra de piel afectada y analizarla bajo el microscopio
  2. Iluminar el área afectada con Lámpara de Wood ya que el hongo puede aparecer fluorescente cuando se examina la piel con una luz azul en un cuarto oscuro.

La tiña es más fácil de tratar cuando afecta a la piel. Se debe mantener la piel limpia y se recomienda aplicar polvos, lociones o cremas antimicóticas de uso tópico o externo. Es importante lavar las sábanas y las toallas de baño o ducha todos los días mientras dure la infección. Los medicamentos para la piel son efectivos en un período de 4 semanas.

En cambio, cuando la tiña afecta al cuero cabelludo o a las uñas o la infección parece severa o persistente es necesario administrar medicamentos antimicóticos por vía oral. También puede que sea necesario administrar antibióticos para tratar las infecciones bacterianas relacionadas. Por este motivo, acude al médico de inmediato si se presentan signos de infección bacteriana como inflamación, piel caliente al tacto, empeoramiento súbito del enrojecimiento en los parches cutáneos, líneas rojas, pus u otra secreción y fiebre. Estas infecciones adicionales pueden aparecer como consecuencia del rascado, por ejemplo.

No obstante, siempre debe buscar asistencia médica si la tiña infecta el cuero cabelludo o la barba, o bien si la piel no mejora con la utilización de medidas de cuidado personal en 4 semanas.

Como siempre espero que esta información y consejos os sirvan de mucha utilidad.

Bssos

 

 

 

Fuente: guiainfantil