Hola chic@s:

Entramos de lleno en la Semana Santa. Como postre típico está claro “Las Torrijas”. A mí no me gustan mucho, más bien nada, a mi chico le encantan, así que tendré que prepararle algunas. Recuerdo que a quien le salían muy buenas era a su abuela Carmen. 🙂

Bueno al lío, os cuento los ingredientes que tenemos que utilizar y como hacerlas, aunque a estas alturas me imagino que el que mas o el que menos ya las habrá hecho, pero por si acaso hay alguna madre/padre rezagado aquí va la ayuda. 😉

INGREDIENTES:

  • Una barra de pan del día anterior, cortada en rebanadas de 1,5 cm aproximadamente. Venden ya pan especial para torrijas en muchos sitios.
  • 4 huevos
  • 1 litro de leche.
  • 1 taza de azúcar.
  • Un trozo de cáscara de limón y otro de naranja.
  • Una ramita de canela en rama.
  • Una cucharadita de canela en polvo.
  • Aceite para freír: 3/4 de litro.

ELABORACION:

En un cazo se pone a calentar la leche con la mitad del azúcar, las cáscaras de naranja y limón y la ramita de canela, dándole vueltas con una cuchara para que se diluya el azúcar.

Antes de que llegue a hervir, se retira y se deja en reposo durante 10 minutos para que se mezclen los sabores.

Después se sumergen en la leche durante aproximadamente diez o doce segundos las rebanadas de pan. Se sacan y se reservan en un plato. Se pone a calentar el aceite para freírlas.

Mientras se calienta el aceite, se baten los huevos en los que rebozamos las rebanadas y se fríen.

Cuando tengan un color tostadito por ambas caras, se retiran sobre un papel absorbente.

Se ponen en un recipiente donde las podamos dejar bañándose con la leche, a la que le habremos añadido la canela en polvo y disuelto el resto del azúcar. Conservar en el frigorífico y consumir preferentemente antes de cuatro días.

Acompañado de un buen vaso de leche, yo conozco a uno que se va a comer unas cuantas……

Bssos