Hola chic@s:

Se trata de un problema cutáneo que sufren el 80% de los adolescentes. En la mayoría de ocasiones, el acné puede solucionarse con relativa facilidad.

A la hora de realizar el tratamiento más adecuado, hay que tener en cuenta el tipo de acné que se sufre. El acné leve (puntos negros), por ejemplo, se soluciona manteniendo una buena higiene y utilizando jabones faciales especiales para pieles con este problema.

Cuando aparecen granitos con pus, será necesario, además recurrir a cremas de tratamiento que normalicen la producción de grasa y eviten la inflamación.

El acné más grave, en el que se forman quistes de grasa, requiere la toma de antibióticos por vía oral para combatir la infección. En casos muy rebeldes, es posible que el dermatólogo recete un tratamiento a base de retinoides, unos fármacos contraindicados en mujeres embarazadas, ya que puede causar malformaciones en el feto.

Se desconoce por qué algunas personas padecen acné y otras no, pero se sabe que es parcialmente hereditario.

Se conocen varios factores enlazados al acné:

  • Actividad hormonal, como los ciclos menstruales en la pubertad.
  • Estrés, impulsado por las descargas de las glándulas suprarrenales.
  • Glándulas sebáceas hiperactivas.
  • Acumulación de células muertas de la piel.
  • Bacterias en los poros, a las cuales el cuerpo se vuelve alérgico.
  • La irritación cutánea o cualquier forma de rascarse activará la inflamación.
  • Algunos medicamentos (ver Tipos de Acné)
  • La exposición a altos niveles de compuestos de cloro.

Bssos