Hola chic@s:

De mis dos niñas la que mas tuvo costra lactea fué Lucia. A simple vista es muy aparatoso pero enseguida se les va. He encontrado una serie de consejos que a las mamas que tenéis niñ@s recien nacidos y tienen este problemilla os puede venir muy bien. 🙂

Éste es un problema relativamente frecuente en los primeros meses de vida, sobre todo si nuestro bebé toma leche materna. A pesar de las repercusiones estéticas, es un suceso que no tiene mayor importancia, pero para prevenirlo aquí os dejo unas recomendamos:

  • Una higiene adecuada, lavando la cabeza del bebé cada 3 días con jabones neutros. Cepilla su cabello con peines suaves Si aparece, hidrata muy bien la cabeza del bebé con cremas o aceites que ablanden la costra, dejando actuar un rato el producto, y pasando luego un peine que arrastre la costra.
  • Como producto estrella en estas situaciones, antes que cualquier crema de farmacia, te recomendamos el uso del aceite de oliva, ya no solo para el tema de la costra, sino para mantener su piel en perfecto estado en esas primeras semanas de vida en que tan sensible se vuelve. Incluso si la utilizamos para limpiar su culito, estaremos previniendo futuros problemas de dermatitis.

Tarda poco en desaparecer. De todas maneras consultar a vuestro pediatra. 🙂

Bssos