Hola chic@s:

En tiempos muy antiguos, cuando las nubes no contenían agua sino miel, en el bosque convivían los gnomos y los Urbis. Compartían alimentos, territorio, juegos…a pesar de todo esto no eran muy buenos compañeros, los Urbis tenían un gran defecto que molestaba mucho a los gnomos y que no podían soportar; los Urbis siempre se estaban riendo.

Esto no hubiese sido muy malo si no fuera porque eran los pequeños gnomos el objeto de la burlas y las risas de los Urbis. ¿De qué se reían tanto los Urbis?. Cuando los gnomos se enteraron de que se reían de ellos porque eran más bajitos y por su forma de vestir, (los Urbis pensaban que ellos eran mucho más guapos y mejores), se enfadaron mucho, mucho, y planearon vengarse…

Una noche de luna llena todos los gnomos se reunieron y después de mucho tiempo de deliberación, decidieron pedir ayuda a los espejos para consumar la venganza.

Ya sabéis que los Urbis se consideraban mejores más altos, más guapos y mejores que los gnomos y debido a esto se volvieron muy presumidos y continuamente se estaban mirando al espejo. Los gnomos pidieron a los espejos que cada vez que un Urbi se mirase fuese absorbido por el espejo para quedar atrapado en él para siempre.

Y así fueron castigados, además de quedar atrapado en el espejo, cuando un gnomo se miraba en el espejo el Urbi que estaba allí atrapado tenía que reflejar todo lo que veía: la imagen del gnomo, los gestos, colores…Y sobre todo aquello de lo que tanto se reían los Urbis, la estatura y el aspecto del gnomo…Desde entonces son los gnomos los habitantes más presumidos del bosque mirándose constantemente al espejo…Ahora vosotros también sabéis porque lo hacen.

¿Os ha gustado la historia de los Urbis? A que es muy bonita.

Que tengáis dulces sueños……

Bssos