Hola chic@s:

Esta noche es la más mágica del año. Nos tenemos que acostar prontito que si no los Reyes Magos pasan de largo y no nos dejan los tan deseados regalos.

Soy muy niña para estas cosas. De siempre he tenido la ilusión de levantarme el día 6 y ver “si me han dejado algo “, cualquier cosita, pero que ilusión hace. Bueno desde que tengo niñas mas todavía claro está. El día 5 es un día de por si mágico y lleno de ilusión. Por la tarde hay que ir preparándose para ver la gran Cabalgata. Nosotros nos quedamos en San Sebastian de los Reyes y vemos la Cabalgata que se organiza aquí.

Desde bien pequeña en mi familia ha existido la tradición de ir a casa de mi abuela Emilia, que vive en la zona del Retiro, en Madrid, ir con mis hermanos y mis primas a ver la Cabalgata que salía del Paseo de Carruajes del Retiro y luego a comer un gran roscón a casa de mi abuela. Así año tras año, hasta que ya nos hemos hecho todos demasiado mayores y se ha ido perdiendo la tradición. 🙁

Pero la ilusión no. Los nervios que se viven en la Cabalgata. Los gritos de todos los niñ@s y no tan niñ@s, pidiendo los regalos al paso de las Carrozas de los Reyes. Lo que les cuesta dormirse esa noche eh?, recuerdo hace dos años que Lucia no quería dormir sola, por si acaso los Reyes entraban en su habitación. Estaba la pobre muerta de miedo. En casa preparamos todo lo necesario para que los Camellos repongan fuerzas y los Reyes Magos se tomen una copita y un polvorón y sigan con sus quehaceres navideños. 🙂

Solo nos separan unas horas para abrir los regalos y pasar un día maravilloso con la familia. Ya el último de estas fiestas. El lunes al cole. :-$

Que os dejen muchas cosas los Reyes Magos, tanto si habéis sido buenos como no tan buenos, jajajajajajaja

Bssos.