Hola chic@s:

Con la llegada del otoño y de las primeras lluvias, salen de la tierra las primeras setas, niscalos… 🙂

Nunca he ido a recoger setas, será porque tampoco me hace mucha gracia comerlas.

Mi hermano Antonio vive en un pueblo de la sierra de Madrid, Cercedilla, y este año junto con mis sobrinos y mi cuñada se han ido a dar unos cuantos paseos por la sierra madrileña y han recogido estos ricos manjares. Lo que mas han encontrado han sido níscalos, como el que os muestro en la foto.

Mucha gente en esta época y en primavera sale al campo “a por setas”. Nosotr@s cuando nos vamos con las peques al campo en primavera, siempre les enseñamos  las setas que hay, y las decimos  a las niñas que son las casitas de los duendes del bosque. 🙂

He leído esta noticia tan curiosa: ” con el tema de la crisis, la recolección del níscalo se ha convertido en una fuente de ingresos para cientos de temporeros que se recorren desde hace semanas las miles de hectáreas de pinares de Castilla-La Mancha en busca de esta seta que es muy apreciado en el ambito culinario”.

Esta seta está rica cocinada de cualquier forma, al horno, a la parrilla, salteada con jamoncito…..

Si las condiciones climatológicas son favorables, la temporada del níscalo se puede prolongar hasta finales del mes de diciembre, siempre que continúe lloviendo y las temperaturas no bajen en exceso.

Así que ya sabéis, si os gusta el campo es una época ideal para recoger níscalos y una forma divertida de pasar una mañana de sábado con los niñ@s trotando por el campo. 😉

Os pongo en la página del blog de Facebook todas las fotos que me ha mandado mi hermano de los níscalos que han cogido. Son muy curiosas no dejéis de echarlas un vistazo. Pincha aquí sosmadres.com

Bssos.