Hola chic@s:

Lucia ya ha empezado esta semana a traer deberes a casa. Con lo pequeñita que es mi niña y ya a estudiar. 🙁

Bueno mejor así que aprenda pero sin agoviarla mucho que solo tiene 6 años, mi niña.

El caso es que en su mesa de estudio, como dice ella, siempre están los lapiceros por un lado, los rotus por otro, la goma que se cae al suelo y no somos capaces de encontrarla, el sacapuntas, que os voy a contar que no sepáis verdad?.

Este fin de semana, que por cierto, va a ser otoñal otoñal, vamos a hacer un portalápices para que tenga todo su material de escritura recogido en un sitio y sea más cómodo y funcional para ella a la hora de hacer sus tareas escolares. 🙂

MATERIALES:

– Un rollo de papel de cocina (habrá que ser previsores y guardar el carton cuando se acabe el rollo)

– Pegamento

– Tijeras

– Las tapas de una caja de quesitos

– Témperas

– Un pincel

REALIZACIÓN

1.- Cortar el rollo de cocina en distintos tamaños.

2.- Pintamos de un solo color todas las piezas. Los rollos y las tapas de la caja de quesitos

3.- Cuando esten secas, las decoramos usando nuestra imaginación. Con puntitos, con flores, etc.

4.- Por último pegamos las piezas

Por fin mi niña va a tener todo el material recogido y listo para utilizar. 🙂