Hola chic@s:

Vaya rollo ¿verdad?. Cuando noto que alguna de las enanas está acatarrada me echo a temblar. Sobre todo con Carla, la menor. Ha tenido varios episodios de Convulsiones Febriles y claro se pasa bastante mal.

La fiebre ya sabéis no es una enfermedad sino un síntoma de ella. Es la forma que tiene el cuerpo de comunicar que hay un virus o una bacteria por ahí rondando y lo que es lo mas importante una forma de luchar contra él.

Todos los años sobre todo en invierno se repite la misma escena en la mayoría de las casas donde hay niñ@s. Cuando llegamos al hospital nos recomiendan lo mismo Ibuprofeno o Paracetamol Infantil y para casa que el niñ@ tiene un virus. Que desesperación. 🙁

La causa de la fiebre suelen ser las infecciones virales o bacterianas (resfriados, gripe, bronquitis, sarampión, etc.), aunque también se da en casos como infecciones urinarias, insolación o infecciones del oído. Las dichosas otitis, madre mía, el año pasado Carla tuvo un montón, cada mes o mes y medio antibiótico al canto. 🙁

En fin, lo que os pongo a continuación es un recordatorio de los motivos que son motivo para al pediatra:

– Está demasiado aletargado y, si duerme, cuesta despertarlo.
– Está delirando.
– Sufre convulsiones
.
– Tiene el cuello rígido.
– Tiene diarrea
persistente y vómitos.
– La
fiebre perdura desde hace 72 horas.
– La
fiebre pasa de 40º.

¿Cómo bajar la fiebre?

– Si la fiebre no es muy alta, no hace falta bajarla, basta que el niño repose y beba líquido.
– Si el niño se encuentra muy incómodo y no puede descansar, tu pediatra recomendará una dosis adecuada de paracetamol o ibuprofeno infantil para bajar la fiebre
.
– Sumérgelo en el baño con agua no muy caliente, y enfríala poquito a poco hasta que quede tibia.
– No le tapes o abrigues en exceso.
– Tiene que beber abundante líquido, preferentemente bebidas frías.

Cruzaremos los dedos para que este año lo pasemos tranquil@s, no lo diré muy alto, que luego ya se sabe……

Bssos