Hola chic@s:

Algunas personas, con la llegada del otoño, advierten que su estado de ánimo decae hasta tal punto, que pierden la iniciativa, la energía vital: comienzan a prefierir los alimentos dulces y en especial el chocolate, se desinteresan por el contacto social y la mayoría de las veces, los problemas del sueño vuelve irritable su carácter.

Este ” bajón del estado de ánimo” y de la capacidad de trabajar y disfrutar de la vida suele aparecer misteriosamente, con la llegada de los días nublados; perdura durante el invierno y, con los primeros soles de la primavera, comienza desvanecerse y todo o casi todo, vuelve a la normalidad.

Según los especialista, afecta en su mayor a las mujeres que a los hombres, y en especial a aquellas que se encuentran entre los 40 y 55 años.

Síntomas de la depresión otoñal

La depresión otoñal se caracteriza porque se manifiesta a través de los siguientes síntomas:

  • Falta de interés.
  • Pocas ganas de realizar actividades.
  • Tristeza y apatía.
  • Aparición de insomnio (o bien necesidad de dormir demasiado).
  • Problemas para concentrarse.
  • Irritabilidad y mal humor.
  • Trastornos alimentarios.
  • Pensamientos recurrentes de suicidio.

Este tipo de depresión tiende a ir desapareciendo poco a poco con el paso de los días o semanas. Lo ideal es tratar de mantenernos activos y mantener el mismo estilo de vida que seguíamos antes de la llegada del otoño.

En este caso, seguir una  alimentación sana, variada y sobretodo equilibrada es primordial, especialmente porque existen una serie de alimentos que pueden ayudar positivamente a sobrellevar la depresión: plátano, higos, chocolate, arroz integral, leche y la levadura de cerveza.

Acudir a un especialista es también una buena solución. No se debe de tener miedo, no se está “loc@” por ir a un psicologo. A veces no es solo la llegada de este tiempo el desencadenante de un problema psicológico. Una larga enfermedad, la muerte de un familiar cercano, el haber vivido un acontecimiento traumático, etc.

Eso sí, nunca automedicarnos. Los ansiolítcos y antidepresivos no son, como ningún medicamento, algo que se deba tomar sin consultar previamente a un médico, hay mucha gente aficionada a tomar ansioliticos para dormir.  :-$

Hay muchas personas que la palabra depresión la utilizan a la “ligera” al igual que decir “tengo un ataque de ansiedad”. Solo las personas que sufren o han padecido este tipo de enfermedades saben realmente lo que es. Es algo muy serio sobre lo que no se debe frivolizar. 🙁

Lo que siempre os digo, consultar con vuestro médico de cabecera, él os prodrá ayudar y aconsejar lo mejor para cada situación.

Mucho ánimo amig@s.

Bssos