Hola chic@s:

Las divertidas vacaciones terminaron y ahora nuestros peques necesitan regresar a la rutina escolar sin muchas presiones. Es mejor empezar la adaptación 1 semana antes, de este modo no será tan drástico el cambio en los horarios. 🙂

Los peques pueden sentir tristeza o apatía durante los primeros días, el aburrimiento y la irritabilidad también suelen presentarse como parte del rechazo a las actividades del colegio e  incluso manifestar dolor físico (insomnio, dolores de cabeza).

He encontrado unos consejos que nos pueden ser útiles para ayudar a nuestros hij@s:

¿Cómo ayudar a tu niñ@?

Nivela poco a poco los horarios para levantarse y acostarse. Si en las vacaciones tomó la costumbre de irse a la cama más tarde, ahora necesita modificar ese hábito cada día.

Durante esos últimos días sería bueno revisar las materias estudiadas el año anterior
. Quizá lo que más le costó aprender (tablas de multiplicar) o temas por reforzar en otras asignaturas.

Comprar sus útiles con anterioridad es lo mejor para libertarte de tensiones
y no trasmitirle ansiedad a tu niñ@. Mas bien anímalo a participar en la elección de su mochila, o quizá pueda etiquetar sus cuadernos.

Las amistades de la escuela también ayudan a superar esta etapa. Si tiene amiguitos que viven lejos de casa y por diversas razones no lo pudo ver en las vacaciones (viajes) promueve un encuentro antes de empezar las clases.

Espero que os sean de utilidad…..

Bssos.