Hola chic@s:ç

Os pongo una receta de una tarta deliciosa, con la particularidad que también la van a poder disfrutar todos aquellos peques que tengan alergia al huevo y a la lactosa. 🙂

Ingredientes:

BASE

  • 100 g. de avena
  • 125 g. de almendra en grano
  • 130 g. de margarina 100% vegetal
  • 150 g. de chocolate negro de repostería

RELLENO

  • 150 g. de azúcar
  • 350 g. de yogur de soja
  • 450 g. de nata de soja
  • 175 g. de chocolate blanco
  • 5 hojas de gelatina
  • 4 cucharadas de agua
  • 1 kg. de fresas (aproximadamente)

Preparación:

Lavar y cortar las fresas a la mitad en sentido longitudinal. Dejar a la espera.

Meter la avena en una bolsa de plástico y triturarla con el rodillo (se pueden moler un poquito con Thermomix o cualquier otra trituradora). Poner las migas resultantes en un cuenco y añadir la almendra.

Derretir la margarina y el chocolate negro en el microondas, y verter sobre la mezcla anterior. Remover todo hasta que quede bien integrado. Poner la pasta resultante en un molde desmontable de unos 20 cm. de diámetro, y presionar la mezcla procurando que quede repartida uniformemente. Dejar a la espera.

Batir el yogur y el azúcar hasta obtener una crema suave. Calentar en el microondas la nata junto con el chocolate blanco hasta que éste se funda y añadir a la mezcla anterior.

Poner las hojas de gelatina en un recipiente con abundante agua fría, y dejar unos minutos hasta que se hidraten. Una vez hidratadas, sacar del agua y secar bien.

Echar en un recipiente las 4 cucharadas de agua y añadir las hojas de gelatina hidratadas. Meter en el microondas unos segundos, hasta que la gelatina quede fundida e incorporarla a la crema. Dividir la crema en dos partes e incorporar una de las partes sobre la base que teníamos en el molde.

Ir colocando las fresas que teníamos cortadas alrededor del molde, clavándolas en la crema en sentido vertical, y pegando sobre la pared del molde la parte del corte de las fresas (la parte lisa). Seguir colocando el resto de las fresas sobre el fondo de la tarta, cubriendo bien toda la base.

Añadir el resto de la crema y adornar al gusto. Dejar la tarta en el frigorífico unas 2 horas antes de servirla.

Y lista para comer. Vaya tarta más deliciosa. Habrá que hacerla…….

Bssos