Hola chicas:

Ser madre es lo más maravilloso del mundo. Pero siendo sincera, si supiéramos a ciencia cierta lo que viene después del parto, mamma mía.

Durante el embarazo, vamos preparando todo para la llegada del nuevo miembro. La habitación, ropita, biberones, chupetes, gasas, pañales, coche de paseo, etc…., ¿pero realmente nos preparamos psicologicamente para el giro que vmos a tener en  nuestras vidas?.

Cuando me quede embarazada, todo me parecía maravilloso. Por fin, iba a tener a mi primer bebe. Recuerdo que siempre había alguien que comentaba lo poco que iba a dormir, el cambio que iba a experimentar, lo “durillo” que era. Pero poco caso les hacía, yo estaba encantada de estar embarada. 🙂

Durante 9 meses estas centrada en tu embarazo, en que todo salga bien y en tener todo preparado para la llegada del Bebe, y bueno sí, sabes que tu vida va a cambiar, pero bueno eso ya se dará.

Y por fin, llega el día. Tengo muchos sobrinos, y antes de tener a Lucia, en mi familia ya había cuatro niñ@s. En teoría, estaba acostumbrada a cogerlos en brazos, cambiarles los pañales, darles de comer, etc., pero cuando te dan a esa cosita tan pequeñita y te dicen “coge a tu niña”, Dios mio, horror, si es muy pequeñ@,  no sabes como hacerlo…..

A mí personalmente se me vino el mundo encima.

Te quedas como bloqueada, sin saber que hacer. ¿Por qué no vendrán con un libro de instrucciones?. “Cambiar un pañal“, “pero si es muy chiquitina y el pañal tan grande”. Todo lo haces con mucho miedo. Dar el pecho, menos mal que tuve suerte, y durante los días que estuve en el Hospital ingresada, hubo una enfermera de planta mas maja que todas las cosas, que me enseño, porque al principio, ni sabes como coger al bebe ni como ponertelo ni nada.

Y al tercer o quinto día, nos tenemos que ir a casa. ¿Qué haríamos sin nuestras madres o suegras (depende del caso)?. Como agradezco aquellos días que mi madre venía la mujer desde Madrid hasta Alcobendas para echarme una mano. Si no llega a ser por ella, me hubiera venido abajo enseguida. Yo me encargaba de la niña, y mi mama de la casa, la comida……, ¡¡¡que gran ayuda¡¡¡ y cuantos buenos consejos me dio. La primera persona que baño a Lucia en casa fue su abuela, puesto que en el Hospital lo hacían las enfermeras, yo no me atreví a hacerlo., jajajajaja.

¿Por qué llora?, ¿Por qué no quiere comer?, ¿Por qué duerme tanto?, ¿Por qué dura tampoco entre toma y toma?, ¡¡¡que duerma un poco por Dios¡¡¡. Así miles de preguntas y pocas respuestas, 🙂

Lo mejor de todo es que según las malas lenguas, se supone que los segundos son más fáciles, ya sabes de lo que va ¿no?, pues, ” a medias diría yo”.

Hombre lo básico lo sabes, pero como cada niñ@ es un mundo……, todo te parece distinto, diferente, los miedos que tienes con el primero, se revivan y casi se multiplica con el segundo, la falta de tiempo.. Me imagino que igual con el tercero ya se pasa, yo por si acaso, prefiero que me lo cuenten. 😉

Lo que si es verdad, que a nuestras vidas llega un ser maravilloso, fruto del amor de una pareja.

Bssos