Hola chicas:

Este año es “Año Santo Compostelano” el segundo de este siglo y el último hasta que en 2021 vuelva a celebrarse. Una vez más, como desde hace siglos, este acontecimiento volverá a reunir en una de las ciudades más bellas de Europa a peregrinos y viajeros, pero también, como desde la temprana Edad Media, servirá para convocar a estudiantes, artistas, pícaros, comerciantes, nobles y plebeyos.

Puesto que es Año Xacobeo no hay que perder la ocasión de ganarse el Jubileo, un perdón de nuestros pecados que siempre viene bien.

Quienes deseen ganar el Jubileo compostelano deberán cumplir tres obligaciones: la primera, visitar la tumba del Apóstol en la Catedral de Santiago, la segunda, rezar alguna oración y asistir a la Santa Misa en la Catedral, y la tercera, recibir los Sacramentos de la Penitencia y de la Comunión.

Ya sabéis que a mí el Norte de España me encanta. Galicia es un sitio maravilloso, los paisajes son increibles y la gente muy acogedora. No digamos de la comida, que marisquito, que percebes, que almejas, que centollos, y lo que a mí mas me gusta, los mejillones.

Sinceramente en toda España se come de lujo. Ya se sabe la dieta Mediterránea.

El  Camino de Santiago siempre me ha llamado la atención. Todavía no lo he hecho. Pero todo se andara. 😉

Cuando era jovencita, que es,  según mi opinión,  la etapa mejor  para llevarlo a cabo, ninguno de amig@s quería hacerlo. 🙂 y ahora que no soy tan joven, tengo mis dos pequeñ@s obligaciones. Igual cuando crezcan nos animamos y lo hacemos juntas.

Tiene que ser una experiencia muy grata y reconfortante. Andar por los pueblos de España, conocer a la gente que como tú está haciendo el Camino. Vivir un montón de anécdotas que luego poder compartir con tu gente. La satisfacción que tiene que dar llegar a Santiago después de recorrer tantos Kilometros, “que envidia”, sana pero me dan envidia todas aquellas personas que lo han conseguido. 😉

Bssos.