Hola chicas:

Casi, casi, podemos  decir que  es hora de ir olvidándonos de las gripes, bronquiolitis, los cuadros catarrales, los multiples virus que cogen nuestros hij@s todas los inviernos…….., ahora para muchos de nuestros niñ@s empezará los sintómas de la Alergía. Son muy parecidos a los de un catarro común, congesión nasal, dificultad respiratoria……, por eso muchas veces se llegan a confudir.

La sensibilización a pólenes suele comenzar en los primeros años de vida. Al principio, casi sin síntomas hasta unos años después, momento en que se iniciará el picor de ojos, la sensación de quemazón, el lagrimeo, la obstrucción nasal, los estornudos, el picor de nariz, etc., que se harán más intensos a medida que el niño vaya sensibilizándose más.

Los pólenes son normalmente estacionales y, dependiendo de cada especie, varía la aparición de los síntomas según su momento de polinización. Destacan entre ellos las gramíneas (abril-julio), el plátano de sombra(marzo-abril), el olivo (abril-junio), las cupresáceas(diciembre-marzo), la artemisia (agosto-octubre), el plantago (abril-junio) y el abedul (marzo-mayo).

La verdad es que los síntomas de la alergia no son siempre los típicos de estornudos y picor de ojos, también pueden ser otitis, sinusitis, tos, cansancio.

El mejor tratamiento es sin duda evitar exponerse a ellos, pero como no vamos a vivir en una urna de cristal, gracias a Dios, existen muchos medicamentos que nos ayudan a superar y mas bien sobrellevar los síntomas. Los antihestáminicos, colirios y los descongestivos nasales y para aquellas personas que su sintomatología sea de obstrucción bronquial, lo mas efectivo son los broncodilatadores, vamos Ventolin, que a muchas de nosotras por desgracia nos suena, porque lo hemos tenido que utilizar en invierno para nuestros niñ@s por el tema de los bronquiolitis.

Existen otras sustancias que pueden producir alergía y que se encuentran suspendidas por el aire como son , los ácaros, mohos o epitelios de animales.

Según los alergólogos la mejor forma de disminuir e incluso llegar a la curación son las vacunas. Yo tengo alergía desde los nueve años y me he vacunado infinidad de veces, tengo 37 casi 38 y todavía sigo teniendo alergia. Incluso me ha ido en aumento.

De momento y tocaré madera mis dos hijas no tienen alergía primaveral, solo Carla la tiene alimenticia, al huevo. Cada vez son más los casos de niñ@s que desde bien chiquititos vamos recien nacidos incluso, tienen intolerancia o alergía alimenticia.

Vigilar a los peques y ya sabéis al menor síntoma mejor consultar a un médico…..

Fuente: www.conmishijos.com

Bssos