Ensalada de lechuga y zanahoria

Hola chicas:

Está claro, las ensaladas y los niños no se llevan bien. Pero debemos de presentarle este tipo de alimentos de forma divertida para que se familiaricen con ellos y lleguen a probarlos.

De primeras a ninguno les gusta la lechuga.

Un truco, es animarles a involucrarse en hacer la ensalada, ¿como?, lavando la lechuga, y ayudandonos a partirla en trocitos con mucho cuidado.

Como la lechuga sola, no lo ven claro, eso de que tienen que comersela, mezclala con otros alimentos, troceandola muy pequeñita y con trozos de pollo, patata cocidas, trocitos de queso.

En el blog de charhadas, animan a hacer figuritas con las verduras. Divertidas mariposas de zanahoria con esparragos trigueros, mariquitas de tomate (monísimas, para comerselas vamos).

Lucia, que en el cole, la mayoria de los segundos los acompañan con ensalada, el primer y segundo año de comedor, ni la cataba, la apartaba como si fuera un bixo raro en su plato.

Este año, estoy toda orgullosa de ella, puesto que ya se come cinco trozos, eso sí, el tomate crudo, ni loca. No hay manera.

Mi hermana, tiene un truco buenísimo con mis sobrinas. Les dijo que para tener un pelo bonito y que crezca sano y fuerte había que comer mucho tomate en ensalada, y oye, dicho y echo, a mi sobrina Adrina le gusta mucho, es mas, ella te lo dice, que es para su pelo¡¡¡¡.

Bueno, venga animaros a poner recetitas.

Bssos

Fuente: www.charhadas.com