sudar

Hola chic@s:

Qué tal? Ya  estamos en el mes de Abril y ya ha llegado la Primaveraaaaa!!!! aunque viendo el día que hace hoy más bien parece que ha entrado el Otoño….. Pero después de los meses que hemos pasado en invierno, nunca viene mal estas lluvias y el frío que no hemos pasado, pues lo tendremos que sufrir ahora 🙂 que remedio queda jajajajaja.

Hoy voy a hablar de un tema que desde que tuve a mi hija mayor Lucia me ha llamado mucho la atención. ¿Por qué sudan los niños mientras duermen?. Lucía, desde muy pequeñita ha sudado muchísimo cuando estaba dormidita.

Siempre andaba destapándose y yo cada rato tapándola………, me imagino que como tod@s las mamas del mundo, la eterna lucha jajajajajajaja. Incluso de pequeñita, llegamos a comprarla un saquito que era la mar de cómodo, y estaba super bien. Dormía con su body y encima el saquito que se cerraba por las piernas y así, todos contentos.Aunque la pobre sudaba igual.

Pués leyendo un artículo de la revista Guía Infantil, que a continuación os transcribo, ya sé las posibles causas de esta exceso de sudoración de los peques…..

Hay niños que sudan mucho mientras duermen, aunque la temperatura ambiente sea normal y no tengan demasiada ropa. Empapan la ropa, las sábanas e incluso llegan a mojar el pelo.

Según los estudios, casi un 12% de los niños sudan en abundancia por la noche, lo curioso del caso es que la mayoría siguen durmiendo plácidamente y es más común en niños que en niñas.

– Cambio de actividad: los niños pueden pasar de un estado de actividad frenética o con mucha energía a plácidamente. Sin embargo, en ese proceso, la energía al reducirse produce exceso de sudoración. Es como cuando hacemos deporte y seguimos sudando una vez terminado mientras el cuerpo desacelera.

– Cena abundante: si el niño se acuesta al poco de cenar y la comida ha sido copiosa, es normal que sude ya que la digestión provoca un aumento de temperatura en el cuerpo, que el mismo organismo compensa a través del sudor.

– La ropa de cama: en ocasiones los cubrecolchones están hechos de , un material que impide el paso del aire, por lo tanto genera más calor atrapado dentro. El exceso de mantas, colcha o edredones son asimismo responsables del sudor de los niños.

– Cada niño es un mundo: hay niños que sudan mucho, ya sea dormidos o despiertos por lo tanto, es un sudor normal. También es más frecuente en niños que en niñas.

– Apnea del sueño: los niños o bebés que sufren esa parada en la entrada de aire de unos 20 segundos entre respiraciones sudan más, ya que les cuesta respirar. En estos casos, es necesario llevar al niño al pediatra.

– Complicaciones: enfermedades respiratorias, cardiopatías congénitas, reflujo gastroesofágico, rinitis, dermatitis atópica o fiebre en fase de bajada puede hacer que los niños suden más por la noche.

En cualquier caso, sudar no tiene por qué ser motivo de preocupación, sí mantener la habitación a una temperatura adecuada y evitar que estén más abrigados de la cuenta para evitar que suden aun más.

Feliz semana

Bssos.