pomelo

 

Hola chic@s:

Ya es época de resfriados, con este tiempo tan cambiante de calor y frío, la lluvia que ya la tenemos aquí….. Hay que protegerse y aquí tenemos un remedio muy bueno. 🙂

El Pomelo, protege de contraer catarros y resfriados, tan típicos de esta estación.

El Pomelo es más rico en Vitaminas A y B9 que el limón, otro cítrico reconocido por sus virtudes saludables.

Además, es menos ácido y tiene mejor sabor, especialmente las variedades de pulpa roja, por lo que podemos tomarlo al natural o en zumos sin endulzar.

En los años 70 se hizo famosa la “dieta del pomelo” ya que es ligero, diurético y rico en antioxidantes, por lo que está indicado en dietas depurativas y adelgazantes. Por estas mismas propiedades, evita la retención de líquidos y es beneficioso en caso de hipertensión y gota.

Debido a su riqueza en Vitamina C, que aumenta la absorción del hierro, y en ácido fólico, indispensable para la fabricación de glóbulos rojos, el pomelo es una fruta que ayuda a prevenir la aparición de anemia ferropénica.

El pomelo equilibra el colesterol bueno frente al malo y lo disminuye. Además, favorece la disolución de las placas de grasa de las arterias, por lo que ayuda a prevenir y combatir la arterioesclerosis y las enfermedades cardiovasculares. Para conseguir estos efectos, debe comerse el fruto entero, ya que es su fibra, la pectina, la responsable de este efecto, y son mejores las variedades rojas.

El pomelo tiene propiedades coleréticas, es decir, que estimulan la producción de bilis, y colagogas, que facilitan el paso de ésta de la vesícula biliar al intestino, por lo que favorece la digestión en estómagos

Feliz comienzo de semana.

Bssos.