dormir

Hola chic@s:

Qué tal? acabando el mes de Julio, como pasa de rápido el tiempo, que poquito me queda para poder disfrutar unos días de descanso!!!! este año lo necesito, necesito descansar cuerpo y mente. Ha sido un año muy duro y este mes de Julio es mortal de trabajo. Al trabajar en una asesoría, este mes es el más fuerte de presentación de Impuestos y ha sido realmente duro, pero ya ha pasado y ahora toca descansar y disfrutar 🙂

Bueno, eso de descansar es un decir, porque vaya nochecitas de calor que tenemos eh? madre mía con las dichosas olas de calor que tenemos, son perpetuas, no se van ni queriendo, si a mi con dormir bien por las noches y con que bajaran unos 3º graditos la temperatura durante le día, me conformaba jajajajajja.

Hoy os voy a dar unos cuantos consejos para garantizar un buen descanso nocturno.

Nuestro cuerpo necesita hábitos fijos para funcionar de forma correcta. Si seguimos una serie de pautas cada noche, nos resultará mucho más fácil conciliar el sueño.

  • Una ducha tibia: Aunque en verano lo que más apetece es darse una ducha helada, no se trata de la mejor opción. Es mejor optar por una corta ducha tibia, a una temperatura mínima de 18º grados. El efecto será más duradero. Si no te apetece una ducha, puedes poner tus manos o tus pies en remojo durante unos minutos en agua fría.
  • Cena ligera y temprana: Hay que evitar las comidas fuertes y abundantes. La digestión será más ardua y aumentará la temperatura corporal. Es mejor optar por preparaciones fáciles de digerir, como verduras al vapor, ensaladas, pescado asado, pollo a la plancha, tortilla, etc. Es importante, además, cenar un mínimo de dos horas antes de acostarte.
  • La hidratación correcta: En verano, es muy importante que, a lo largo del día bebamos una cantidad suficiente de agua. Hay que evitar, sin embargo, beber en exceso por la tarde, pues podría perturbar nuestro descanso.
  • Horarios regulares: En verano, sobre todo cuando estemos de vacaciones, es habitual irnos a dormir más tarde, hacer siestas durante el día, etc.
  • Sábanas frescas: La mejor opción es usar sábanas finas de algodón. Una buena idea es poner las sábanas en el congelador dentro de una bolsa de plástico unas horas antes de usarlas o bien refrescar la cama pasando por ellas una bolsa de agua caliente llena de agua fría.
  • ¿Vestidos o desnudos?: Dependera de los gustos. Si se opta por vestirse, la mejor opción son las camisas y los pijamas ligeros de algodón, ya que los tejidos sintéticos elevan la temperatura del cuerpo y aumentan la sudoración. Cuando se duerme desnudo, hay que tener en cuenta que, si se suda mucho, la humedad se evaporará con menos facilidad y la temperatura del cuerpo aumentará.

Felices sueños……

Bssos.